Campamento Liberty Campamento Libertad

Con todos los que quieras

campamento liberty campamento libertad

Detrás de los candidatos Castillo y Fujimori hay un país. Un país con enormes recursos que le podrían eliminar las desigualdades y las fisuras actuales.

Un país que en los últimos 20 años desarrolló un sistema político con permisibilidades inauditas, lamentablemente originales.

El Perú del bicentenario es un país de diferencias abismales, donde la esperanza de vida varía de 15 a 20 años de diferencia según el barrio en el que se viva. 

Y para entender al Perú basta con caminar por el centro de Lima.

Por ejemplo: visitar  el campamento de Fuerza Popular, que apoya (sin precisarlo) a la Fujimori. Un campamento llamado “Libertad”, curiosamente vacío, inmaculado, sin ruidos ni gente

Campamento Liberty Campamento Libertad

Campamento Liberty Campamento Libertad

en un espacio de muchos metros cuadrados, muy bien acondicionados: baños, víveres, pantallas gigantes. Curiosamente, ocupan la explanada que da frente al Palacio de Justicia, lugar donde actualmente se tramitan miles de juicios por graves delitos de corrupción.

Una de las protagonistas de estos juicios pendientes es Keiko Fujimori: ex presidiaria, ex candidata, ex primera dama… y lideresa de este campamento.

Pero detrás de los candidatos, de sus rostros que representan la diversidad étnica peruana, también está un pueblo contrastado.

Para entender mejor al Perú desigual, basta con caminar 800 metros más de la Palacio de Justicia y visitar la Plaza de la Democracia, donde hay otro campamento: invadido de ruidos humanos que se reproducen en espacios reducidos, precariamente condicionados, frente al Jurado Nacional de Elecciones. La ubicación es estratégica, porque el JNE es la institución donde actualmente se decide el futuro del país. Y el objetivo del Campamento Democracia es mantener la vigilia hasta que se declare a Pedro Castillo como ganador de las elecciones.

DCIM100GOPROGOPR2316.JPG

 

 Cientos de familias, de todas las regiones del país, hacinadas en apenas unos metros cuadrados, donde se encuentran postas médicas, cocinas de kerosene que producen ollas comunes. Carpas improvisadas donde se discute de poesía y geopolítica. Grupos de mujeres, de médicos y enfermeros; profesores y artistas.

campamento liberty campamento libertad

Durante todo el dia ingresan ollas de comida provenientes de todos los distritos de Lima. 

Son el ejército invisible de Castillo: los verdaderos protagonistas de unas elecciones son estos miles de mujeres y hombres, que llegaron de todos los suyos para ser visibilizados. Para existir.

En menos de un kilómetro cuadrado, se puede comprender la profunda desigualdad que es la característica actual del Perú. Un pueblo que se divierte en la tranquilidad de la explanada chic del campamento “Libertad”. Y un pueblo preocupado que no se divierte que sobrevive gracias a la solidaridad. Es la radiografía de un país al revés, donde los que más luchan obtienen menos.

Donde los que menos necesitan, obtienen más.

Campamento Liberty Campamento Libertad

Campamento Liberty Campamento Libertad

2 versiones de un país en tensión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *