Y la mariposa llegó al Perú volando desde México y Canadá

Con todos los que quieras

Y la mariposa llegó al Perú volando desde México y Canadá

Cada mariposa posee una historia semejante a la del Ave Fénix: su destino es pasar de insecto a maravilla. Un cuento de hadas que termina con el dulce encuentro de la muerte. Todos admiramos a las mariposas por su belleza y su extrema fragilidad. Pero cada año hay menos, sus niveles de proliferación disminuyen peligrosamente.

Los “efectos colaterales”, como diría un presidente indiferente, son terribles. Y de todos ellos, la ausencia de polinización es el más evidente.

Para los asháninkas, ciudadanos de la selva amazónica, los “zhaveta” son un símbolo de salud, de calidad de vida. Pero si alguna de ellas atraviesa nuestros sueños, debemos observar con precisión sus colores para determinar una definición certera de nuestra destino.

Para los canadienses, las Monarcas son un símbolo nacional y un medio de prevenir las temperaturas. Y finalmente, para los mexicanos que viven en Canadá representan, de manera absurda una libertad que ellos mismos no pueden adquirir, ya que cada año deben realizar acrobacias burocráticas para realizar el mismo trayecto que las mariposas Monarcas realizan desde Michoacán, para llegar al norte. Y poder trabajar.

Del Quebec a la Amazonia, aquí algunos aspectos de la extraña y hermosa vida de las mariposas.

 

Realización: Rubén D. Romero Prieto. Producción: Europa Latina TV 17’ – HD Fr/Esp – Canadá – Perú

Carretera Marginal KM 09, La Merced. 
954-055-571 / 961-007-141
RPM: *626232
informes@zhavetayard.com
www.zhavetayard.com