Alberto Quintanilla Rendir honor al artista

Con todos los que quieras

Alberto Quintanilla rendir honor al artista / 6′ HD / Esp-Quechua 

Alberto Quintanilla es un infatigable trabajador, fiel a su infancia y a su patria.

Rendir honor al Artista es nuestra forma de elegirlo entre los creadores más puros, uno que se nutre de la historia y de la poesía para mantener su universo con vida. De origen cusqueño, Quintanilla deja su sol puntual  para probar suerte en la horrible, donde destaca temprano: su propuesta andina provoca y gusta en Lima. Pero no es fácil, la burla lo cuaja y le permite adquirir esa terquedad indispensable para los artistas. El Cholo Quintanilla se abre camino echando mano a todos los recursos. Pero su escudo natural es la hospitalidad, y ahí sus rivales pierden todas las batallas. Su bestiario se nutre de la nostalgia, un enredo de cabezas volantes y perrilobos que lo acompañan hasta hoy. Quintanilla es el único artista con mascotas virtuales, platónicas, tercas como él en eso de amar planetas. Esos cuentos que oía en su infancia le explican que hay que incursionar en todas las técnicas posibles. En uno de esos almuerzos que improvisamos en su casa, lo oi explicar el origen de cada una de sus criaturas como si fueran vecinos tolerables. La mitología griega no es superior a la andina, los chancas nos traicionaron, el silencio fue roto por los gallos hijos de la conquista: Alberto se transforma en el migrante peruano que ve al Peru desde la hípercrítica de la distancia. Mientras comemos agregamos a Arguedas, a Ribeyro, a Picasso. El surrealismo le desagrada, le recuerda demasiado a la cultura de la etiqueta y el cajoncito para cada propuesta. Lógicamente regresamos al Perú. Me cuenta su aversion a la superficialidad limeña imitando los ruidos forzados de los turistas que invaden el «cujco» armados de sus prejuicios y su soledad mal escondida. Cada vez que va a por una botella de vino le devuelvo los trozos de carne que me esconde entre las lentejas: este Bordeaux es un regalito que te va a gustar. Su casa es una fabrica y él el unico obrero-capitan. A mi también me divierte el sofisticado desconocimiento del resto del país. Contemporáneo de otros artistas igual de atrevidos que llegan a París buscando la gloria un   

 
alberto quintanilla rendir honor al artista
 
A Quintanilla
 
Rendir honor al artista
Al hombre que se despierta del lado de su país
Al huésped con lentejas, al mago de sueños con olor a cerros…
Hurgar, en el espacio de su fábrica
Oír su paso decidido, sentarse a su mesa
 
Viajar de vuelta a casa de su mano…
 
Rendir honor al orgullo
Al amigo sabio y pendejo
Beber de su sidra,
Reír con su cólera
 
Allinta yachay
Allinta ruway
Allinta munay
 
Velar por la firmeza de su pulso
Por la fuerza de su corazón
Por el futuro de su magia…
 
Rendir honor al artista

HD 6’ Quechua/

Alberto Quintanilla Rendir honor al artista

Alberto Quintanilla Rendir honor al artista 6′ Esp-Quechua- Rubén D Romero Prieto / Prod. Europa Latina TV

2 Respuestas a “Alberto Quintanilla Rendir honor al artista”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *